Irán, la antigua Persia, tierra de Reyes de reyes, de Xas y de ayatolás, patria de aqueménidas, partes y sasánidas; lugar de nacimiento del zoroastrisme y de Avicena; cuna de famosos médicos, filósofos y poetas; país por excelencia de los chadors, pero dónde también podemos encontrar estrellas de cinco puntas y cruces. Los ejemplos del gran patrimonio histórico, cultural y científico que posee este maravilloso país son infinitos; sólo viendo ciudades como Persèpolis o Isfahan, leyendo una poesía de Saadi o de Hafez o sabiendo que el constructor del Taj Mahal fue un arquitecto persa, podremos constatarlo. Pero el Irán también tiene una riqueza intrínseca: como país, no sólo presenta una enorme variedad de climas y de paisajes que van desde los áridos desiertos del centro del país hasta las nieves perpetuas de las Montañas Elburnz, sino que también tiene un tesoro en su gente, extremadamente hospitalaria, simpática y dispuesta en todo momento a ayudar el viajero ya invitarlo a una taza de té o pasar unos días con la familia.
El contraste, la tolerancia religiosa y la heterogénea población, son características básicas de la Irán; así, bajo los negros chadors usados por las mujeres iraníes, se entrevén los texanos o los zapatos de talón; junto a una mezquita, podemos encontrar un templo dedicado en el Fuego de Ahura Mazda o ver pasear a un mullah (sacerdote islámico) junto a un rabí. Cada etapa del viaje reserva una sorpresa siempre agradable e inesperada al viajero, ya sea un bello monumento, las alegres risas de un grupo de niñas en un autobús o el dulce gusto del bombón que una patrulla de policía quizás nos ofrezca.
Disfrutamos pues del remoto pasado de los elamitas, de los impresionantes restos de Persépolis, de las fabulosas mezquitas de Isfahán o del laberíntico bazar de Teherán; admiramos los colores de las alfombras persas, deleitémonos con la fantástica gastronomía persa y, sobre todo, dejémonos envolver por la magia de un país y de una gente que todavía mantiene su autenticidad. Descubrimos un país de sueño, un paraíso oriental todavía desconocido, descubrimos el Irán, el país de los Reyes de Reyes.

Guía i diseñador de la ruta: Felip Masó, licenciado en Historia Antigua y Arqueología por la Universitat de Barcelona

Felip Masó (Barcelona, 1973) es licenciado en Historia Antigua y Arqueología por la Universitat de Barcelona. Su especialidad es la Historia Antigua y la Arqueología del Próximo Oriente.
Como arqueólogo ha trabajado con la Universitat de Barcelona en Siria y también ha participado en diferentes misiones arqueológicas en Siria, Israel y Jordania.
Actualmente forma parte del proyecto Pames(Proyecte Arqueológico al Medio Éufrates Sirio) de la Universidad coruñesa. También es autor de numerosos artículos sobre historia antigua y arqueología cercano-oriental en publicaciones como por ejemplo National Geographic, Sapiens, Arqueo, Historia y Vida, y autor de los libros Grandes Civilizaciones: Mesopotamia, de National Geographic (2013) e Historia de la Antigua Persia. De Ciro a Alejandro (DSTORIA, 2016).
Actualmente trabaja a Arqueonet.net Cultura SLNE como profesor de Historia Antigua y como guía cultural de viajes.
También forma parte del Instituto de Estudios del Próximo Oriente de la UAB, donde imparte clases y seminarios sobre Historia y Arqueología del Próximo Oriente Antiguo, así como otras muchas asociaciones y centros culturales.


Itinerario


Día 1. 10 septiembre • BARCELONA – ESTAMBUL – TEHERAN

Iran, la antigua Persia
Presentación al aeropuerto del Prat, donde nos reuniremos con nuestro guía. Realizaremos los trámites de facturación y embarque para tomar el vuelo con destino en Teherán vía Estambul. Llegada de madrugada y traslado a nuestro hotel. Alojamiento.

Día 2. 11 septiembre • TEHERAN – HAMADAN (322km – 3.45 hrs.)

Camino de los Zagres
Desayuno – almuerzo – cenar
Saldremos de Teherán temprano para dirigirnos hacia Hamadan y los Zagres. Una vez llegados a Hamadan, visitaremos Granj-nameh, El Libro del tesoro, un par de inscripciones conmemorativas grabadas a los pies de la montaña Alavand ordenadas hacer por los reyes persas Dàrius Y y Xerxes Y al s. V a.C. en el que sería una costumbre persa que se remontaba miles de años atrás, y que tendrá su máxima expansión en el relevo de Behistún. También veremos la llamada Sangre-e Shir, la más antigua estatua encontrada a Hamadan y datada probablemente en tiempo de Alexandre Magno. La estatua representaba un león, pero la creencia de la buena fortuna que trae el tocarla, ha provocado su desgaste. No marcharemos sin rendir homenaje a Abu ‘Ali al-Husayan Ibn Sina, más conocido por nosotros como Avicena, famoso filósofo y médico del siglo X, y de una gran valía por el adelanto de la ciencia de aquel tiempo. También visitaremos la tumba de Esther y Mardoqueu, y conoceremos la historia de este famoso libro de la Biblia.

Día 3. 12 septiembre • HAMADAN – KERMANSHAH

A la búsqueda de medas
Desayuno – almuerzo – cena
HAMADAN – TEPE NUSHI JAN (72 km, 1h)
TEPE NUSHI-JAN – BEHISTUN (136 km, 2 h)
BEHISTUN – KERMANSHAH (42 km)
Antes de dejar Hamadan visitaremos los restos de la antigua capital de Ecbatana, lugar en el que se estableció el primer reino indoeuropeo de Irán, los medas. Después de inspeccionar el yacimiento, pondremos en común las pruebas arqueológicas con las fuentes escritas y extraeremos nuestra propia conclusión de los hechos. A continuación nos desplazaremos hacia otro yacimiento meda, Tepe Nushi-Jan, donde podremos ver las pruebas arquitectónicas del desplazamiento de los indoeuropeos desde el norte al sur de Irán a través de las primeras construcciones de salas con columnas que tendrán su máxima expresión en Persépolis.
Pero sin duda, uno de los monumentos más importantes de esta zona y de todo Irán es el famoso Relieve de Behistún, un relieve conmemorativo de Darios y dónde tanto en imágenes como en texto dejó constancia por él y todos los suyos, pero también para toda la posteridad, de cómo se convirtió en el Rey de Reyes y fundador del imperio aqueménida.

Más allá de la gran trascendencia histórica y artística del monumento, el relieve es todavía más importante para ser la Piedra de Roseta de la Asiriología y el que permitió a los asiriólogos poder descifrar las lenguas persas y elamita, pero, sobre todo, la babilónica y con ella la mayoría de las inscripciones mesopotámicas, devolviendo a la vida a aquellas antiguas civilizaciones que después de siglos de mutismo, ahora empezaban de nuevo a hablar.
Antes de llegar a Kermanshah, la última pero no menos impresionante visita, nos traerá más adelante en el tiempo, ya hacia el fin del i imperio sasánida, cuando Cosroes II esculpió en la roca de Tagh-e Bostan una construcción típicamente persa, la iwan, en este caso decorado con maravillosos relieves de cacerías y una inigualable escena del último rey sasánida montando a caballo como un auténtico caballero medieval europeo del s. XII, pero en este caso en medio de Asia y unos cinco siglos antes.
Alojamiento.

Día 4. 13 septiembre • KERMANSHAH – AHWAZ

El dominio del agua sasánida
Desayuno – almuerzo – cena
KERMANSHAH – SHUSHTAR (410 km, 5h 34’)
SHUSHTAR – AHWAZ (96 km, 1h 30’)
El mundo de los sasánidas también se nos presentará hoy a través de la visita a Shushtar, otra ciudad fundada en tiempo de Darios I, pero que logró su momento más álgido de nuevo bajo los sasánidas de Shapur I. La extensa mano de obra romana de que disponía este emperador después de las numerosas derrotas de las tropas romanas bajo su reinado posibilitó la construcción de numerosas ciudades, puentes, carreteras o ingenios hidráulicos tan impresionantes como estos más de cuarenta molinos, pozos, presas y compuertas que, tomando las aguas del río Dez, facilitaban la intensa irrigación y producción cerealística de la zona en el pasado, y de la electricidad hasta no hace demasiado.
De aquí nos trasladaremos hasta Ahwaz, al corazón de mundo elamita.
Alojamiento.

Día 5. 14 septiembre • AHWAZ – SUSA – HALF TEPE – TXOGA ZAMBIL – AHWAZ

El imperio elamita
Desayuno – almuerzo – cena
AHWAZ – SUSA (116 km 1h 30’)
SUSA – HALF TEPE (25 km)
HALF TEPE – TXOGA ZAMBIL (22 km)
TXOGA ZAMBIL – AHVAZ (132 km, 2h)
Hoy es el día dedicado a conocer el pasado más remoto de Irán y durante el cual visitaremos y conoceremos los restos y el entorno a la primera civilización de Irán: Elam y los elamitas, con capital en la ciudad de Susa desde el III hasta el I milenio a.C.

Pueblo con una gran influencia mesopotámica, los elamitas gobernaron el sur de Irán durante más de dos mil años hasta su desaparición definitiva a manos de la Asiria de Asurbanipal al 646 a.C. Más adelante, Darios I y los reyes aqueménidas la convirtieron en una de sus capitales, y de esta época visitaremos los restos del Palacio de Darios, el Apadana o sala de audiencias donde se encontraron los famosos relieves de los 10.000 Inmortales, el cuerpo de élite del ejército persa. También veremos el Chateau, una fortaleza construida al s. XIX por Jacques de Morgan, el arqueólogo francés que inició las excavaciones en la zona. En la ciudad moderna también podremos ver la Tumba del Profeta Daniel, una construcción típica del culto chiita.
Lo más importante del día, pero, será la visita a la gran Ziggurat de Txoga Zambil, en la ciudad de Dur -Untash, ciudad elamita construida por Untash Napirisha al s. XIII a.C. y que hacía las funciones de plataforma para el templo más importante de la ciudad, el dedicado al dios Inshuishinak. Además de ser una de las mejores conservadas del mundo mesopotámico, es la única que se puede ver fuera de Iraq, lo cual la convierte hoy en día en un auténtico lujo poderla contemplar.
Alojamiento.

Día 6. 15 septiembre • AHWAZ – BISHAPUR – SHIRAZ

La gloria de los sasánidas y la humillación de Roma
Desayuno – almuerzo – cena
AHWAZ – BISHAPUR (416 km, 5h 36’)
BISHAPUR – SHIRAZ (141 km, 2h 13’)
Por la mañana y en ruta, visita de la ciudad y los relieves de Bishapur, la capital del gran rey Shapur I, fundador del Imperio sasánida, el último de los grandes imperios pre-islámicos. En el palacio de esta ciudad estuvo prisionero el emperador romano Valeriano, capturado por el mismo Shapur en el 270 dC, como muestra del gran poder de este imperio que actuaba como oposición al imperio romano de Oriente. Junto a la ciudad, en el valle del río Shapur, se encuentran algunos magníficos relieves que describen los episodios más significativos de los reinados de Shapur y otros reyes. Después de almorzar, llegaremos a la región originaria de los persas, la región de Faros.
Alojamiento.

Día 7. 16 septiembre • SHIRAZ

Shiraz, ciudad de poetas i de flores
Desayuno – almuerzo – cena
Hoy nos despertaremos en una preciosa ciudad, Shiraz, la capital de la provincia de Faros, la tierra de los persas. Mañana ya visitaremos el pasado dinástico de esta región, pero hoy haremos una visita a la ciudad visitando la casa de recepción de una de las personalidades más importantes de la ciudad durante el periodo Qajar (s. XVIII-XIX), los Jardines del Narajestan y el original Mezquita Nasir el-Molk, también de la misma época. Por la tarde visitaremos la antigua ciudadela desde fuera (hoy es la oficina de turismo de la ciudad), la Mezquita Vakil y el animado bazar tradicional, cerca del cual cenaremos.
Alojamiento.

Día 8. 17 Septiembre • SHIRAZ – PERSÈPOLIS – NASHQE RUSTAM – NASHQE RAJAB – SHIRAZ

Persépolis el esplendor del imperio persa
Desayuno – almuerzo – cena
SHIRAZ – PERSÈPOLIS (60 km, 1h)
PERSÈPOLIS – SHIRAZ (60 km, 1h)
Primero de los dos días dedicados a conocer la región de Faros, la tierra donde se establecieron los persas y de donde proviene el nombre de Persia. Por la mañana, excursión para ver la más importante y espectacular capital del imperio persa, la capital de los reyes de reyes, la fabulosa Persépolis. Diseñada por Darios y acabada por Artaxerxes, la ciudad está consagrada a la más importante fiesta del año, la ceremonia del Año Nuevo Persa (No Ruz). Los palacios, las salas de audiencias, los magníficos relieves… todo está pensado para enaltecer la llegada de la primavera, la renovación de las fuerzas de la orden, la imposición de la orden y la derrota del caos. Todo y su total destrucción a manos de Alexandre Magno, la arqueología le ha devuelto su antiguo esplendor. A escasos metros, esculpidas en el macizo de Nashq-e Rustam y Nashq-e Rajab, podremos contemplar el Valle de los Reyes persas, con las magníficas tumbas de 4 de sus reyes, incluido Darios I. En la parte inferior, también se encuentran unos impresionantes relieves sasánidas, que también nos permitirán conocer la historia de los sucesores de los persas.
Por la tarde visitaremos las Tumbas de los Poetas Hafez y Saadi, magníficos espacios ajardinados, donde rodeados de flores descansan dos de los poetas que durante la Edad Media dejaron escritas algunas de las más bellas expresiones del gozo y de los placeres de vivir, mientras Europa se encontraba en una época oscura y triste.
Alojamiento.

Día 9. 18 septiembre • SHIRAZ – PASARGADA – ABARQUH – CARAVANSERAI

Pasargada, la primera capital
Desayuno – almuerzo – cena
SHIRAZ – PASARGADA (136 km, 1h 45’)
PASARGADA – ABARCUC (163 km, 2h)
ABARCUC – CARAVANSERAI (204 km, 2h 15’)
Hoy visitaremos la primera capital del imperio persa, la ciudad de Cir el Grande, Pasargada, donde se crearon algunos de los arquetipos más característicos de la arquitectura persa, como los palacios o los apadanes y también el eclecticismo del que está imbuido todo el arte persa, con préstamos de origen egipcio, babilonio, meda, urarteu… La ciudad se convirtió en la capital ceremonial donde todos los reyes persas posteriores eran coronados como Reyes de Reyes. En la misma ciudad podremos ver la Tumba de Cir, el fundador del imperio Aqueménida, y ante la cual muchos de los grandes reyes del pasado, incluido Alexandre, iban a rendir homenaje. A continuación, continuaremos hasta Abarquh donde podremos contemplar uno de los cipreses más antiguos del mundo. Acabaremos el día cenando y alojándonos en un auténtico caravanserai para poder conocer de primera mano la experiencia de alojarse en el mismo lugar donde lo hacían los mercaderes de las caravanas.
Cena en el caravanserai.

Día 10. 19 septiembre • CARAVANSERAI – YAZD – NAÏN – ISFAHAN

La ciudad caravanera de Yazd y su comunidad zoroastrina
Desayuno – almuerzo – cena
CARAVANSERAI – YAZD (76 km, 1h)
YAZD – NAÏN (170 km, 2h)
NAÏN – ISFAHAN (154 km, 2h)
Yazd es una de las ciudades más sorpresivas de Irán, tanto por su localización geográfica a las puertas del desierto, como por ser el lugar de residencia de la comunidad zoroastriana, los seguidores de las antiguas creencias de Zoroastre y de su dios Ahura Mazda, el mismo que adoraban los aqueménidas. Por la mañana, visitaremos las Torres del Silencio, grandes construcciones situadas arriba de las montañas y donde los zoroastrianos, siguiendo la creencia de que nada puede contaminar los elementos fundamentales, practicaban el ritual del descarnado de los cadáveres. También visitaremos el Templo del Fuego, templo por excelencia de la comunidad dedicado al principal y más puro elemento de todos, el fuego,
y donde se puede contemplar la llama que, según los mismos sacerdotes, lleva quemando más de dos mil años de forma ininterrumpida. Seguiremos la visita paseando por las estrechas calles del barrio antiguo de Yazd, una auténtica joya arquitectónica de barro, que nos llevará hasta Mezquita del viernes. A continuación, visitaremos el complejo Amir Chajmaq formado por la plaza, la mezquita y el bazar. Después de comer, dejaremos atrás Yazd para dirigirnos hacia Naïn, donde podremos contemplar una de las más antiguas mezquitas de Irán, así como un Husseineye, la plaza donde se escenifica la muerte de Hussein. A continuación, llegaremos a la maravillosa ciudad de Isfahán y poder empezar a disfrutar de esta mágica ciudad y una curiosa nevera de hielo.
Alojamiento.

Día 11 i 12. 20-21 septiembre • ISFAHAN

Isfahán, la monumentalidad y belleza del arte islámico
Desayuno – almuerzo – cena
Hoy empezamos el primero de los dos días que pasaremos a Isfahán, la ciudad más monumental de Irán en cuanto a arte islámico y una de las más bellas de todo el Próximo Oriente. Capital de la dinastía y del Imperio Safávida (s. XVI-XVIII), la ciudad se convirtió en el centro de la vida política, religiosa y sobre todo cultural de Irán, y se dotó de todo un conjunto monumental difícilmente igualable en cuanto a belleza y armonía. Empezaremos visitando la Mezquita del viernes, una imponente construcción hecha íntegramente de baldosas de barro colocadas a lo largo de mil años y con algunos de los diseños más originales de Irán. Normalmente es la mezquita más grande de la ciudad y tiene un considerable valor arquitectónico, y la mezquita de Isfahán no es una excepción. También visitaremos la Catedral y Museo Armenio, que nos permitirá conocer uno de los más trágicos y ocultos episodios de la historia contemporánea: el holocausto armenio de 1915 a manos de los turcos. Después de comer, tendremos ocasión para visitar algunos de los puentes de la ciudad y, por fin, llegaremos a la famosa Plaza de la Imam Khomeini, donde podremos tener un primer contacto con este fascinante lugar, para disfrutarlo y descubrirlo por nuestra cuenta.

El segundo día empezaremos por la Avenida Chagar Bagh, una de las arterias principales de la ciudad, a lo largo de la cual podemos encontrar monumentos como el palacio Chehel Sotun, o Palacio de las Cuarenta Columnas, uno de los muchos palacios de que estaba dotada la ciudad. A continuación, volveremos a la Plaza de la Imam Khomeini para conocer su historia y sus monumentos. Inicialmente, el nombre de esta plaza era Naqsh-e Jahan (Retrato del Mundo) y hasta el 1979 se denominó Plaza del Sha. Se extiende 560 metros de norte a sur y 165 metros de este a oeste, convirtiéndola en una de las más grandes del mundo. El aspecto actual de la plaza data del siglo XVI, cuando Isfahán era la capital del imperio de los Safávidas. Actualmente forma parte del Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. La plaza está rodeada de cuatro monumentos: al sur se encuentra la Mezquita de la Imam, en el oeste el Palacio de Ali Kapu, al este la Mezquita del Jeque Lotfalla, y al norte el Grande Bazar Qaisaireh, que se extiende a lo largo de 2 kilómetros. También veremos las aguas del río Zayende-Rud desde uno de los bonitos puentes de la ciudad.
Cenar al lado de la plaza y alojamiento.

Día 13. 22 septiembre • ISFAHAN – KASHAN – QOM – TEHERAN

De camino hacia Teherán
Desayuno – almuerzo – cena
ISFAHAN – KASHAN (262 km, 3h 12’)
KASHAN – QOM (113 km, 1h, 20’)
QOM – TEHERAN (147 km , 2h)
Después del desayuno saldremos, vía terrestre, de vuelta a Teherán. En ruta visitaremos el pueblo de Kashan y entraremos en una de sus casas más impresionantes, de la familia Borujerdi, una rica familia de comerciantes del s. XIX que se construyó una enorme casa decorada con finísimas filigranas de estuco, 6 torres del viento y unos magníficos patios. Muy cerca de aquí se encuentra uno de los yacimientos más importantes de Irán, Tepe Sialk, famoso por sus cerámicas en forma de pico y por su ziggurat, uno de los pocos encontrados fuera de Iraq. Después de comer visitaremos los Jardines de Finn, una delicia de jardines de la época safávida y a partir de los cuales podemos extrapolar como eran los jardines más antiguos de Irán que vimos en Pasargada. En ruta y antes de llegar a Teherán, nos pararemos en la ciudad santa de Qom, donde se guardan los restos de Fàtima Mi’suma, la hermana de del Imam Reza (798-816 dC), el octavo imam del chiismo. Qom siempre ha sido un gran centro de peregrinación y una importante sede de la enseñanza islámica.
Llegada a Teherán y traslado al hotel.
Alojamiento.

Día 14. 23 septiembre • TEHERAN

Teherán, un repaso a la historia de Persia
Desayuno – almuerzo – cena
Empezaremos haciendo una visita al Museo Arqueológico Nacional, donde se encuentra la más importante representación de las diferentes civilizaciones que han vivido en Irán, desde las primeras culturas protohistóricas de Tepe Sialk, pasando por toda la riqueza de los elamitas y de los persas, hasta los últimos imperios parto y sasánidas. Más tarde visitaremos otro importante Museo, el Reza Abbas, donde se pueden encontrar con una grande y variada colección de materiales arqueológicos, textuales y cerámicas que nos permitirán completar la visita del anterior museo.
A continuación, daremos un paseo por el bazar y una visita panorámica por la ciudad para ver la destacada Torre de la Libertad, icono de la ciudad.
Alojamiento.

Día 15. 24 septiembre • TEHERAN – ISTAMBUL – BARCELONA

De oriente a occidente; regreso a casa
Desayuno
A la hora prevista, traslado al aeropuerto de Teherán para tomar el vuelo, vía Estambul, que nos llevará de nuevo a Barcelona.
Llegada y final de nuestro periplo por tierras iraníes.

Incluye:

o Acompañamiento durante todo el viaje por el profesor especialista de Arqueonet: profesor Felip Masó Ferrer
o Dossier cultural, formato digital, descargable en ordenadores, tablets, smartphones, etc.
o Charla previa a cargo del especialista de Arqueonet
o Charlas temáticas a cargo del especialista de Arqueonet realizadas durante el viaje.
o Guía local privado de habla española
Vuelos internacionales con Turkish Airlines, clase turista
o Todos los traslados privados en vehículo climatizado tipo minibus.
o Alojamiento en hotel categoría 5* en Teherán, Kermanshah y Shiraz y 4* en Hamedan Ahwaz, Yadz, Isfahan.
o Visitas detalladas con entradas incluidas
o Pensión completa durante todo el itinerario en hoteles y restaurantes seleccionados
o Propinas de guías locales y conductores
o Servicio de maleteros
o Visado
o Seguro de asistencia sanitaria y cancelación hasta 4000€

No incluye:

o Bebidas.
o Extras personales.
o Tasas de aeropuerto
o Cualquier servicio no detallado en el programa.

IRAN

  • Viajes Propios

IRÁN,  los orígenes de Irán

Fechas: Del 27 octubre al 9 noviembre 2019

Precios:

Por persona en hab. doble: 3520,00€
Tasas (a reconfirmar en el momento de la emisión): 255.00€
Supl. habitación individual: 880.00€
*precios válidos mínimo 12 personas**